Cuéntame un cuento

Para algunos la novela negra es la síntesis de la literatura. Me parece una afirmación exagerada. No podemos negar que la novela negra está en un momento excepcional. Cada año surgen nuevos autores prometedores y, los ya consagrados nos siguen regalando (a alto precio) nuevos capítulos de sus antihéroes.

La novela negra negra se ha convertido en la evolución natural del cuento: del cuento romántico al cuento postmoderno. Los ingredientes siguen siendo los mismos, pero en vez de héroes tenemos antihéroes, porque es lo que nuestra sociedad pide. El príncipe azul de Blancanieves en nuestro mundo no se comería un colín, salvo que se dejase barba de tres días y se despeinase con esmero cada mañana.

Wallander de Mankell o Charlie Parker de Connolly tienen una secreta conexión con nuestra forma de entender el mundo. Somos, ellos y nosotros, hijos del mismo tiempo y tenemos el anhelo de una justicia poco convencial y poco efectiva, una justicia que no redime al justiciero y mucho menos al ajusticiado y, que en algunos casos termina tan descuartizado como sus víctimas, porque aunque creemos en el hombre no le damos toda la esperanza.
Por eso, no es de extrañar que en novelas como El Ángel Negro o El hombre inquieto traten del perdón y la revisión de la vida. Al final, tanto postmoderno suelto nos hará bien.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s