El poeta

El poeta ama
todo lo que ve
hasta transformar la realidad
en sueños rutinarios
palabras constantes
y así,
deja de estar en su existencia.

Es un grumo de sueños
y vuelve a existir
por los ojos y las manos
de una musa:
bella, cruel o eterna,
sencilla, inalcanzable y melancólica,
sabia, amable o pasional

pero siempre real.

mus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s