Un camino al alcance

De tantos plazos inconclusos,
de tanto descifrarme a mi mismo,
he llegado al colmo de la impaciencia.

Hacerse duro como una piedra
hasta dejar de sentir,
hasta dejar de llorar.
Un camino al alcance.

Como una piedra,
frío, duro,
sin respirar,
como la lápida de mi tumba.

Pero sigo vivo,
la sangre corre por mis venas,
bombea mi corazón,
un batir constante de esperanzas.

Oigo los coros de los moribundos
de los que viven de cara a la muerte.

Al final no nos queda más
que un grumo de sueños
y un montón de actos de amor.

Somos lo que amamos.

danza

Anuncios

Un comentario en “Un camino al alcance

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s